¿Cómo cerrar, emocionalmente, ciclos de nuestra vida?



“Un gran error es arruinar el presente recordando un pasado que ya no tiene futuro”.

-Autor anónimo


Con mucha frecuencia escuchamos: “Es mejor malo conocido, que bueno por conocer” Es increíble, cómo le damos validez, a algo que, emocionalmente, nos encierra en la indecisión y en la incapacidad para avanzar en la vida.


Es que no podemos entender, a veces, que es importante cerrar ciclos y comenzar nuevas etapas de manera adecuada y oportuna.


Cuando hablamos de ciclos nos referimos a esos procesos de la vida que comienzan, se desarrollan y concluyen. Es importante aprender a cerrar ciclos, para seguir adelante y evitar quedarnos estancados. Cerrar ciclos incide en lo que se hará en el futuro, implica decisiones, claridad, cambios y consecuencias.


Si el ciclo, sea cual sea, permanece abierto, interfiere con el avance personal.


A veces no sabemos cómo cerrar o concluir una experiencia porque nos sentimos con inseguridades y dudas ante el futuro que no conocemos y la incertidumbre siempre nos detiene.

Movernos de lo conocido a lo incierto tiene un toque de aventura y supone aprendizajes, sorpresas y por supuesto, adaptaciones.


El cierre de grandes etapas de la vida, supone pérdidas e implica duelos. Para hacer el cierre de un ciclo de manera acertada tenemos que comprender, primero que ese proceso termino y que aferrarnos a lo que queda de él, no es sano ni consecuente con nuestra evolución.


El cierre solo puede hacerse de manera consciente. Dejar ir es una buena forma de reconocer que hay un futuro, que puede ser promisorio y confiar que nos esperan nuevas y maravillosas experiencias. De un ciclo que termina se aprende, se comprende y se avanza.


Los ciclos no se cierran dando la espalda a lo que sucede para evitar sentirnos mal. Lo mejor es repasar, paso a paso, cada una de las vivencias que formaron parte de ese proceso y así, poder hacer el cierre del ciclo de una manera consciente y acertada.


El principal objetivo de cerrar ciclos es ponernos en paz con el pasado inmediato, para seguir adelante sin que lo vivido nos afecte, ni invada nuestro presente.


Para concluir, cerrar ciclos es vital para nuestra salud mental. De no hacerlo, vamos a sentirnos temerosos y confundidos frente al futuro. A lo que se fue, hay que decirle adiós. A lo nuevo hay que recibirlo con los brazos abiertos y una bienvenida en el corazón.


Cerrar ciclos nos aportará en el futuro, bienestar y felicidad. Debemos tomarnos el tiempo que necesitemos, pero es importante que trabajemos en nosotros mismos, en nuestro propósito de vida, para que así podamos mirar hacia atrás y logremos decir, gracias por todo.


Un abrazo de luz

Catica



#sanadoelniñointeior #niñointerior #Sanacionemocional #gestiónemocional #psicologosmedellin

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
LogoEscuela de Evolución PNG.png